Suicidio y Autolesión

Es esencial comprender los motivos y circunstancias que llevan a la conducta suicida para prevenirla de forma eficaz. Si por el contrario, se esconde y silencia esta realidad, se dejará de ayudar a muchos adolescentes que necesitan hoy de nuestro apoyo, ya sea como profesionales de la salud, padres y madres, docentes, agentes de comunicación o amigos. 

El suicidio constituye un grave problema de salud pública a nivel mundial, con consecuencias severas para las familias y la sociedad en general. En España, el suicidio es la primera causa externa de mortalidad entre los 15 y 29 años, por encima de los accidentes de tráfico, según datos del INE, 2021.


En RECURRA GINSO hemos observado en el último año cómo se han incrementado los perfiles de chicos y chicas con autolesiones y riesgo de suicidio en las llamadas recibidas, los tratamientos ambulatorios y los ingresos en el centro.

 
 

Prevención del suicidio 

La mejor estrategia de prevención es potenciar los factores de protección en la adolescencia, aumentando su autoestima, resiliencia y habilidades socioemocionales para afrontar los problemas y desafíos que se encuentren; y potenciando sus fortalezas y habilidades personales para disfrutar de una vida con significado

> FACTORES DE PROTECCIÓN

  • Sentimiento de pertenencia y conexión con otras personas.

  • Sentirse valorado y amado.

  • Comunicarse, compartir inquietudes, dar y recibir apoyo.

  • Pasar tiempo acompañado, reduciendo el sentimiento de soledad, aislamiento y angustia.

> FACTORES DE RIESGO

 

  • Trastornos del estado de ánimo, como depresión o trastorno bipolar.

  • Trastornos psicóticos, como la esquizofrenia. 

  • Problemas relacionados con el abuso de drogas.

  • Factores de personalidad como la impulsividad, baja autoestima, dependencia y ansiedad.

  • Ideación o pensamientos suicidas.

  • Intentos previos y exposición a conductas suicidas.

  • Entorno familiar deteriorado.

  • Vivencia de acontecimientos estresantes o traumáticos (acoso escolar, desengaño amoroso, enfermedad crónica, abuso sexual, muerte cercana). 

Los efectos psicológicos, económicos y sociales de la pandemia han aumentado los factores de riesgo y también las tasas de autolesiones y conducta suicida, por lo que la necesidad de fomentar la salud mental y apoyar a las personas más vulnerables es urgente
 

suicidio3.png

> ESTRATEGIAS PARA PREVENIR EL SUICIDIO

 

Las actuaciones preventivas han de actuar en todos los niveles posibles, individual, interpersonal, familiar, escolar, comunitario, político y social. Es fundamental que todos pongamos nuestro granito de arena para potenciarlos:

  • Detectar tempranamente desde la familia y la escuela.

  • Fomentar entre los adolescentes las competencias socioemocionales para la vida.

  • Disponer de información sobre los servicios de salud y ayuda disponibles.

  • Evaluar y hacer seguimiento psicoterapéutico de las personas con pensamientos y comportamientos suicidas por parte de profesionales especializados.

  • Limitar el acceso de las personas vulnerables a medios lesivos

  • Romper el estigma y tabú asociado a la salud mental y la conducta suicida. 

  • Incluir programas de concienciación y habilidades para la vida en los centros educativos.

  • Hacer una difusión responsable de las noticias por parte los medios de comunicación.

  • Implementar medidas políticas que reduzcan los efectos de las crisis económicas.

 

Autolesiones

La psicología de la infancia y la adolescencia destaca que entre un 16-18 % de los adolescentes se ha autolesionado en alguna ocasión, según datos de España y mundiales, siendo la edad de inicio los 11 años, una edad desafortunadamente muy temprana.

> EN QUÉ CONSISTEN

Las autolesiones consisten en heridas en la piel, normalmente cortes de poca profundidad pero dolorosos, llegando a sangrar y dejar cicatrices, también llamados “cutting”. La persona lo suele hacer de forma repetida y sin intención de suicidarse. Las zonas más comunes son los antebrazos, las piernas y el vientre. 


Se suelen realizar por varios motivos, buscando una disminución del sufrimiento; como medio para expresar el dolor o la ira y como forma de autocastigo. En ocasiones también es una manera de castigar a los padres, pero siempre llevan un dolor profundo y una falta de recursos para gestionarlo.

> QUÉ PELIGROS ENCIERRAN

  • Se toma esta conducta como manera de afrontar situaciones estresantes.

  • Disminuye el miedo a realizarse más autolesiones.

  • A nivel físico, conllevan un riesgo de infección.

  • Permite a los adolescentes adquirir habilidades para suicidarse.

Fuentes consultadas:

  • Datos propios de RECURRA GINSO

  • DSM-5

  • kidshealth.org

  • ucehealthychildren.org

  • Guía de actuación ante los trastornos de la conducta alimentaria en la adolescencia en Atención Primaria. P.M. Ruiz Lázaro

  • Amf-semfyc.com - Actualización en Medicina de Familia 

  • El impacto de la pandemia por Covid-19 y del confinamiento en las alteraciones alimentarias y el malestar emocional en adolescentes y jóvenes de España. Helena Vall-Roqué, Ana Andrés y Carmina Saldaña 

Infografías descargables

bici_edited.png
Conocer_disipar_mitos_suicidio.png
Para_ti_adolescente_suicidio.png
autolesiones_adolescencia.png